Y llegó

Aquí está, ya llegó. Y no, no estamos hablando de la primavera, que también. Ya llegó la temporada de bodas 2015. Y la primera para nosotros fue este mismo sábado. Un día de los de encargo: temperatura agradable, nubes y claros, un poquito de viento y una pareja dispuesta a sacar partido a tope de uno de los días mas especiales de su vida. Nosotros para las ocho de la mañana estábamos en pie de guerra. Primera parada, la peluquería. Mira que insistimos a las novias: no por mucho madrugar, te casas mas temprano. Pero ni por esas. Cuando todavía no estaban puestas las calles, nosotros ya estábamos con Jaione y su familia en la peluquería. A partir de aquí, un no parar. Peluquería con Aitor y casas de la novia y del novio, con madres nerviosas incluidas. Y eso a pesar de que insistimos una y otra vez en que estaban tan guapas como los propios novios. Después, ceremonia en la Ciudadela de Pamplona. Breve, pero intensa. Una vez concluida ésta, banquete y fiesta posterior en el Restaurante La Hacienda de Mutilva. Ambiente por todo lo alto, regalos y risas, muchas risas. Lo que sucedió una vez apagadas las cámaras, eso ya no lo sabemos. Dicen que una retirada a tiempo es una victoria, así que creemos que este sábado termino con victoria. La victoria que supone un trabajo bien hecho.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.