Poses

Poses. Tal vez sea la palabra más temida por la mayoría de las parejas que se enfrentan a un reportaje de bodas. Al menos para las parejas que pasan por nuestra oficina. Un minucioso estudio realizado por nosotros mismos lo corrobora. Y nosotros, que somos muy comprensivos, optamos por apoyar la teoría de la pareja, dándoles la razón: «No somos modelos», «por eso elegimos nosotros estar detrás de una cámara y no delante (por eso, y por las nariz xxl que llevamos a cuestas)», «preferimos fotografías que cuenten lo que está pasando»… En este punto me detengo. En las bodas continuamente suceden cosas y no siempre alrededor de los novios. Miles de detalles. Pero alrededor de los novios también suceden, muchas. El amigo que sólo se acerca a saludar, el señor que demuestra toda su fuerza golpeando la espalda del novio mientras le abraza o la vecina que, fruto de esas casualidades de la vida, justo se asoma al balcón cuando sale la novia de casa. Es el caso de esta fotografía. A nosotros estos momentos nos encantan, todo lo que sucede alrededor de la pareja se puede convertir en una gran foto. Sólo es necesario, estar atento, estar en el sitio adecuado y sobre todo, llevar la cámara encima. De lo contrario, mal vamos.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.