Edurne y Alessandro, un reportaje de boda diferente

Esta es  tal vez, la boda mas diferente de todas, ni mejor, ni peor, diferente. Conocer a muchos de los invitados desde hace años, te da una perspectiva diferente, sabes de antemano como actuar y sobre todo que esperar de todos ellos. La gente se implicó hasta los topes y el resultado final fue un reportaje con varios extras. Un playback del «Imagin» de John Lennon cantado por todo los asistentes, un cortometraje sorpresa para los novios ( los familiares y amigos «se jugaron la vida» en escenas de riesgo en una historia con persecuciones, gangsters y disparos de por medio) y varias entrevistas y saludos de los que la pareja de recién casados no tuvo conocimiento hasta el primer visionado de este trabajo. La tarde comenzó con nervios, no tuve acceso a la sala de la ceremonia hasta cinco minutos antes de la llegada de los novios, esos cinco minutos mejor olvidarlos, pero a partir de ese momento, todo salió rodado. Tarde agradable, la Ciudadela de Iruña y gente 10. ¿Se puede pedir algo mas para una tarde/noche de trabajo? Pues si, se puede. La cena en el fabuloso Castillo de Gorráiz, y la posterior juerga, de la que prometo que no fui partícipe, redondearon una jornada para enmarcar. Desde aquí, toda la suerte del mundo para la pareja, para sus familiares y amigos, y en especial para «La Belén».

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.